• Admin

¿Qué es "Sangan Tennyū" (Salvación a través de los tres Votos de Amida Buda)?

Updated: Jan 18, 2019





Pregunta:


A menudo escucho que las enseñanzas del Maestro Shinran consisten en sangan tennyū (salvación a través de los Tres votos de Amida Buda).


Qué significa esto?


Respuesta:

Amida Buda, quien es venerado por todos los budas del Cosmos como Maestro y Tutor, realizó cuarenta y ocho promesas conocidas como los Cuarenta y Ocho Votos de Amida. Tres en particular contienen la promesa de "salvar a todas las personas [seres sintientes en el cosmos]". Estos son los Votos número dieciocho, diecinueve y veinte. De los tres, el dieciocho es en el que Amida reveló su intención más claramente: "Créeme, y te salvaré en la felicidad absoluta sin falta". A esto se le conoce, por lo tanto, como el Voto verdadero o el Voto Seleccionado.

Pero llevarnos a la felicidad absoluta a los seres humanos que estamos llenos de orgullo y que solo conocemos la felicidad relativa está lejos de ser fácil, incluso para Amida, el Maestro y Tutor de todos los Budas. Por eso, para cumplir la verdad del decimoctavo voto, no tuvo más remedio que emplear los medios oportunos. El Maestro Shinran deja claro que los votos decimonoveno y vigésimo son los medios de Amida para tal fin. En su decimonoveno voto, Amida hizo esta promesa:


"Cuando me convierta en un Buda, todos aquellos que, atónitos ante el continuo sufrimiento de la vida humana, anhelen la búsqueda del nacimiento en un mundo de tranquilidad, de abstención del mal y a llevar a cabo todo el bien en su deseo de nacer en mi país [La Tierra Pura de Amida], iré a encontrarme en el momento de la muerte con una compañía de Budas y Bodhisattvas.”


La ley de causa y efecto es constante a lo largo de los Tres Mundos y las Diez Direcciones:


  • Buenas causas producen buenos resultados,

  • Malas causas producen malos resultados,

  • Propias causas producen propios resultados.


No existe la menor desviación. Pero si esto es entendido solo a nivel intelectual y no se pone en práctica, se convierte en un juego conceptual que no produce buenos resultados.

Cuando tratamos sinceramente de hacer el bien con todas nuestras fuerzas, nos quedamos desesperados al ser conscientes de la realidad de nuestra naturaleza, llenos de un mal incontrolable e incapaces del más mínimo bien. El vigésimo Voto de Amida está dirigido a tales personas. En su vigésimo Voto, Amida realizó esta promesa:


"Si alguien escucha la gran virtud de mi Nombre [Namu Amida Butsu] y dice el Nembutsu, deseando a través de esa virtud nacer en mi país [la Tierra Pura], haré cumplir su deseo sin falta".


Y así, las personas se dedican con determinación a decir el nembutsu, solo para darse cuenta de sus mentes dispersas e indolentes y se preguntan inquietas si están en el camino correcto. Es poco probable que decir el nembutsu con una mente malvada y llevar a cabo actos malvados al mismo tiempo conduzca a la salvación, por lo que hacen todo lo posible por abstenerse del mal y buscan hacer el bien mientras dicen el Nembutsu, pero todo lo que pueden ver es su propio naturaleza perversa.

Conforme dicen el nembutsu, el bien y el mal en sus propias mentes hacen que se sientan en un momento cómodos, en otro ansiosos; sus mentes continúan fluctuando de esta manera.

La intención de Amida en los Votos decimonoveno y vigésimo es mostrar a las personas de primera mano su propia impotencia e insuficiencia, su falta de la mínima verdad, y permitirles hacer de lado todas las deliberaciones de voluntad propia y así ser salvadas en la felicidad absoluta, en el camino de no obstáculos desarrollado en la verdad del decimoctavo Voto.

Al hablar de la cuestión crucial de la vida después de la muerte, no nos inmutamos, al hablar de la felicidad absoluta, solo sonreímos con desdén: esta es nuestra verdadera naturaleza. El Maestro Shinran describió esto como un “cuerpo culpable de graves ofensas y difamaciones al Budismo”. La promesa que Amida hizo a riesgo de su vida para salvar a ese cuerpo en la felicidad absoluta es la verdad de Amida, el decimoctavo Voto.

Con respecto a la verdad que hace que el cuerpo que absolutamente no escucha escuche absolutamente, el Maestro Shinran escribió lo siguiente:


¡Qué genuinas son las verdaderas palabras de Amida que nos abrazan y nunca nos abandonan, la salvación que es absoluta y sin igual!


                                    --- Prefacio, Enseñanza, Práctica, Fe, Iluminación


"El Voto de Amida es cierto, ¡es sin duda cierto!"

El camino que Amida trazó para todos los seres sintientes en el universo, llevándonos decimoctavo Voto, el cuál es el camino de no obstáculos, es lo que el Maestro Shinran llamó sangan tennyū, la salvación a través de los Tres Votos de Amida Buda.


Nota al pie de página

El Voto Seleccionado:

El voto que Amida Buda destacó de los cuarenta y ocho votos representando su verdadera intención.