¿Cuál es La Parábola De Los Dos Ríos y el Blanco Sendero?

Master Shan-tao solo aclaró la verdadera intención del Buda


(El Maestro Shan-tao fue el único que tuvo claro la verdadera intención

del Buda) ----Himno de la Verdadera Fe


El Maestro Shan-tao estuvo activo en la Era Tang. La Era Tang fue una

época dorada para el budismo chino, y había una gran cantidad de

monjes en ese momento. Pero el Maestro Shan-tao fue la única persona

que aclaró la verdadera intención del Buda. Debido a esto, el Maestro

Shinran expresó un respeto particular por él. Esta vez, aprendamos

sobre una famosa parábola del Maestro Shan-tao: Los dos ríos y el

blanco sendero.

A través de la Parábola de los Dos Ríos y el Camino Blanco, el Maestro

Shan-tao enseñó el camino espiritual hacia la salvación por el Voto de

Amida Buda. Este es el camino de la mente.

Un viajero recorre un camino muy largo de Este a Oeste. Luego se da

cuenta de que bandidos y bestias viciosas lo persiguen. Tiene miedo de

morir, por lo que comienza a correr. De repente, encuentra un enorme río

que corre de norte a sur. Este bloquea su camino y no puede seguir

adelante. A la derecha hay un río de agua. A la izquierda hay un río de

fuego. Entre ellos hay un camino blanco de aproximadamente cuatro o

cinco pulgadas de ancho. Las olas del río de agua y del río de fuego son

duras y altas. Las olas ocultan el estrecho camino blanco entre ellas. No

hay forma de saber si el camino realmente llega al otro lado o no.

En la orilla Este, el Buda Śākyamuni apunta hacia el Oeste. Él insta al

viajero: “¡Continúa por ese camino! ¡Serás salvo sin falta! Sin embargo, el

viajero duda. No puede moverse a lo largo del camino porque teme a las

olas de agua y fuego brutalmente turbulentas. Pero Śākyamuni lo urge

una y otra vez: "¡Continúa por ese camino!" Siguiendo la orden de

Śākyamuni, el viajero comienza a avanzar, a veces dando un paso

adelante y otras retrocediendo.


Finalmente, llega a un punto sin retorno. Ahora, si avanza, morirá, si

regresa, morirá, y si se queda allí, morirá (las tres muertes establecidas).

Así se prepara para la muerte.


En ese momento, el viajero escucha el llamado del Buda Amida desde el

banco del oeste (el comando de invocación de Amida).

“Ven a la vez con un corazón sincero y con plena atención. Te

protegeré."

(Paráfrasis)


"Ven tal como eres. Te salvaré sin falta."

Con eso, la ansiedad y el miedo del viajero * desaparecen por completo.

Es capaz de llegar al banco del Oeste con facilidad.

Las palabras de Śākyamuni:

“Avanza sobre éste sendero. No hay forma de que mueras. Si te

detienes, morirás.”

La llamada de los bandidos para parar

“¡Vuelve aquí, rápido!

¡Mira qué duras son las olas de fuego y agua! ¿Por qué vas por un

camino tan difícil?

¡Estás siendo engañado!

No digo esto por alguna mala intención.

Me importa tu felicidad. Por eso te estoy diciendo que pares. Estoy

siendo amable

Si me ignoras y sigues por ese camino, definitivamente morirás. ¡Vuelve!

¡Vuelve!"

La llamada de Amida

“Ven de una vez con un corazón sincero y con plena atención. Te

protegeré. No temas que puedas caer en las calamidades del agua o

el fuego ".

¿Qué representa esto?

El viajero representa a todas las personas. Los ríos de agua y fuego

representan las feroces pasiones mundanas del deseo y la ira. El camino

blanco representa el deseo de escuchar el budismo (el deseo de buscar

la salvación de Amida). La estrechez del camino representa cuán débil es

nuestro deseo de escuchar el budismo.

Los bandidos y las bestias viciosas representan todo lo que obstruye

nuestro deseo de escuchar el budismo.


Al llegar al punto de las tres muertes establecidas, el viajero escucha el

llamado de Amida: "Ven como eres". Esto representa el instante de

"escuchar y creer"; el momento en que uno alcanza el asentamiento de

nacimiento en la Tierra Pura; el momento en que uno logra una gran tranquilidad

0 views