• Admin

Capítulo 1-4 : Cuando estas ansioso sobre tu destino, ¿puedes encontrar apoyo espiritual?


Flowers of Happiness Will Bloom




Todos queremos ser felices, nadie quiere ser infeliz.

Cuando elegimos un trabajo tomamos en cuenta si “este trabajo me hará feliz”.

Y cuando nos vamos a casar, nos preguntamos a nosotros mismos “¿podré ser feliz con esta persona?”

Sin embargo en la vida a veces nos va bien y otras no.

Entonces, ¿qué es lo que determina nuestra felicidad o infelicidad?

El fundador del Budismo, el Buda Shakyamuni, nos enseña con absoluta claridad las leyes que determinan si seremos felices o infelices.

Estas leyes se resumen en el famoso dicho Budista: “Lo que tienes es el resultado de los que has hecho” o “cosechas lo que siembras”. Aunque estos dichos parece que se usan mayormente en situaciones negativas.

Por lo tanto un estudiante que no ha estudiado y ha perdido todo su tiempo bromeando por ahí y luego tiene que repetir un año en la escuela, se le dice: “Esto es lo que obtienes por no estudiar”.

Una persona que ha bebido demasiado y que ahora sufre de una resaca puede decirse a sí misma: “Bebí demasiado y esto es lo que obtengo por ello”.

Las personas usan esta frase cuando las cosas salen mal o se meten en serios aprietos y luego buscando las causas de sus problemas, las encuentran en sus propias acciones.

Pero esta frase en su sentido real y original no se aplica sólo en los casos en que las cosas nos salen mal; sino también, en las veces cuando las cosas van bien. La idea se basa en la antigua noción Hindú de "karma" o acciones. Por lo tanto la frase significa que tu karma (acciones) determina su "destino" (situación presente o futura).

Los resultados de tus propias acciones vuelven hacia tí. Si estudias mucho, obtendrás mejores notas. Si reduces tu consumo de alcohol y prestas atención a lo que comes, estarás más sano físicamente . En estos casos, tus acciones han vuelto hacia tí: “Cosechas lo que siembras”. Así que lo que el Buda Shakyamuni nos está enseñando es: "Tus acciones determinan si serás feliz o infeliz".

Y esta idea no solo ha sido expresada por Shakyamuni, sino también en muchos otros dichos y proverbios antiguos. Un ejemplo sería el dicho: "Las personas pueden boicotear sus propios esfuerzos, pero sus esfuerzos nunca los boicotearán". El significado es que los efectos de tus esfuerzos permanecen contigo y te benefician. Cuando las cosas no salen como deseamos y nuestros problemas y fallas se amontonan, tendremos ganas de tirar la toalla, nos preguntaremos por qué nos suceden tales cosas solo a nosotros y llegaremos a la conclusión que nuestros mejores esfuerzos son inútiles. Pero Shakyamuni nos dice: “Tus acciones seguramente volverán a ti. Tus acciones no te traicionarán”. Entonces, si creemos en nuestras propias acciones y hacemos nuestro mejor esfuerzo, un camino  siempre estará abierto para nosotros.

Cuando nos sintamos inseguros sobre nuestro "destino", tomemos estas enseñanzas del Buda Shakyamuni como nuestra guía.